floración Monastrell Finca la Hoya

Por todos es conocida la floración del almendro o del cerezo que inundan los campos de color y cambian los paisajes durante varios días convirtiéndolo en espectáculo.

Pues si ¡!!, aunque no tan conocida, la uva también tiene su floración, no tan famosa probablemente por su menor tamaño.

No podemos verla desde el coche cuando circulamos por carreteras lindando con viñedos, así que la próxima vez os invito a que paréis, y observéis este regalo de la naturaleza…. O me llamáis y lo vemos en directo en Finca la Hoya.

Pasear entre viñas y sentir sensaciones aromáticas que en unos meses estarán presentes en el vino es algo que yo no se describir con palabras, I´m sorry…., por eso debéis vivirlo en directo alguna vez.

Entre finales de Mayo y principios de Junio se produce el comienzo de un nuevo fruto, cada grano de uva procede de una flor, pero no todas las flores se convertirán en grano de uva. Algunas no llegarán a fecundar, la planta se regula por si misma con la finalidad de poder alimentar a la descendencia o fruto del año.

En Finca la Hoya, la Garnacha se adelanta y florece antes que la Monastrell.  En estos días es esta última variedad, la que está en plena floración.

La estructura del racimo, ya formada,  se compone de diminutas flores capaces de auto-fecundarse por disponer a la vez de  estructuras masculina y femenina, el  androceo y el gineceo. En la foto podréis distinguir en cada flor los cinco estambres que mediante la emisión de polen fecundaran el ovulo a través del estigma… y de cada fecundación que llegue a buen puerto obtendremos un grano de uva! …lo veremos en unos días.