Nuestros sarmientos no mienten: cuentan. Porque en Finca La Hoya, lo que cuenta es contar.

01

Vinos que se cuentan

Cuentan que es singular. Que una vez allí, lo banal se convierte en extraordinario y lo ordinario se torna cardinal. Un escenario fértil para recoger frutos que tengan algo que contar a través de los pasajes del paraje.

Nuestros vinos, cuentan y se cuentan. Son moradores de experiencias y oradores de relatos. Ofrecen una oportunidad para maridar con los demás, dejando claro que la distancia más corta entre dos personas es una historia. Nuestras variedades Monastrell  y Garnacha tinta así te lo cuentan:

Besos de lobo. Garnacha

besos_de_lobo

Un vino intenso y si le dejas, feroz. Todas las noches empiezan por un ‘no’. Negar lo evidente cuando nos seducen para dejarnos llevar. Así de apasionada es nuestra Garnacha. Sabe cual es nuestro devenir.

Añada 2017. Besos de Lobo 

Palos de viento. Monastrell

Palos de viento

Envidiada por su aparente fragilidad. Mientras todas las cepas quieren ser otra cepa, nuestra Monastrell rige el viñedo y las mira, altiva y segura de que nunca podrán igualar sus matices. Y así, vaya si se degusta.

Añada 2017. Palos de Viento 

Locales donde cuentan los vinos

Te invitamos a disfrutar de los lugares donde cuentan nuestros vinos. Allí los cuidan y miman para que sean degustados y compartidos, acompañados de la mejor gastronomía. No dudes en visitarlos. Nuestra máxima recomendación para que tu experiencia sea narrada en mayúsculas y puedas contarlos.